Últimas noticias

DÓNDE PONER Y QUITARSE EL EQUIPO

Los centros deben asegurar que el espacio y la distribución tienen suficiente separación entre las áreas limpias y las potencialmente contaminadas. Es fundamental que se utilicen barreras físicas  cuando sea necesario, además de señalización visible.

Estas señales servirán para separar las diferentes áreas y asegurar un flujo de sentido único de atención a partir de las zonas limpias (por ej., el área en la que se coloca el equipo de protección y se almacenan los equipos sin utilizar) hasta la habitación del paciente y hasta el área de retirada, en la que se extrae y se desecha el EPI.

Es necesaria la colocación de señales que indiquen los aspectos fundamentales de la colocación y retirada del equipo de protección individual (EPI), incluyendo:

  • Designar áreas limpias y las áreas potencialmente contaminadas.
  • Recordar a los trabajadores que deben esperar a un observador capacitado antes de quitarse el EPI.
  • Reforzar la necesidad de quitarse el EPI lenta y cuidadosamente para evitar la autocontaminación.

¿Cómo y dónde quitarse el equipo?

Es necesario designar las siguientes áreas con las señales apropiadas:

1Área de colocación y almacenamiento de EPIs: Este área se encuentra fuera de la habitación del paciente con la enfermedad del Ébola y en ella se almacenan los EPIs. Los profesionales pueden colocárselos antes de acceder a la habitación del paciente.

En este área no se deben almacenar equipos potencialmente contaminados, EPIs usados o residuos retirados de la habitación del paciente. Si los residuos deben pasar por este área, deben estar envasados adecuadamente.

2Habitación del paciente: Esta habitación debe ser individual. La puerta debe mantenerse cerrada. Cualquier objeto o profesional que salga de esta habitación se debe considerar potencialmente contaminado.

3Área para retirada del EPI: Este área se encuentra próxima a la habitación del paciente y los profesionales sanitarios que salgan de la habitación del paciente pueden quitarse el EPI y desecharlo aquí.

Los guantes se deben almacenar en una sección limpia del área de retirada del EPI, accesible al trabajador del sector de la salud mientras se lo quita.

4En el área de retirada del EPI, se debe disponer de provisiones para desinfectar el EPI y limpiarse las manos, además de espacio para quitarse el EPI, incluida una zona para sentarse que se pueda limpiar y desinfectar fácilmente.

De esta forma, y en esta  área de retirada del equipo de protección, los trabajadores podrán quitarse las fundas de las botas.

Los centros deben considerar poner duchas a disposición de los trabajadores para después de que estos se quiten el EPI. Y es que la seguridad y la comodidad son cruciales para los profesionales sanitarios que vayan a pasar largos períodos de tiempo con un EPI durante el tratamiento de pacientes con la enfermedad del Ébola.

La estandarización de la vestimenta debajo de un EPI (por ej., ropa quirúrgica o prendas desechables y calzado de uso exclusivo que se pueda lavar) facilita el proceso de colocación y retirada y elimina la preocupación de contaminación de la ropa del personal.