Últimas noticias

CÓMO SE TRATA EL VIRUS DEL ÉBOLA

Tratamiento contra el Ébola

No existe ninguna vacuna ni tratamiento de eficacia probada frente a la enfermedad por virus del Ébola en estos momentos. Pero lo que sí se puede y debe tratar son los síntomas de la enfermedad a medida que aparecen.

El tratamiento precoz de los mismos mejora la supervivencia del enfermo, interviniendo con medidas básicas como proporcionar líquidos intravenosos y mantener el equilibrio hidroelectrolítico, mantener niveles adecuados de oxígeno en sangre, mantenimiento de la presión arterial, tratamiento de las infecciones o de cualquier complicación, etc.

La recuperación del paciente depende de su respuesta inmunitaria. Las personas que se recuperan de la infección por el virus del Ébola producen anticuerpos que pueden durar por lo menos 10 años.

Actualmente se están probando algunas vacunas experimentales que han resultado eficaces en animales, pero todavía no se ha comprobado su eficacia en estudios protocolizados en seres humanos.

Tampoco existen resultados concluyentes en cuanto a la eficacia de los tratamientos experimentales con fármacos antivirales o con anticuerpos específicos que se están llevando a cabo. Aunque los resultados obtenidos en modelos experimentales sugieren que son capaces de proporcionar un grado de protección significativo.

En cualquier caso, la propia respuesta inmunitaria de los pacientes juega un papel muy importante en la recuperación. La inmunoterapia consiste en suministrar al paciente anticuerpos específicos contra el virus que le produce la enfermedad. Con otras enfermedades, se ha mostrado eficaz en los momentos muy tempranos de la infección pero no así en los momentos más tardíos. Su actuación se basa en la capacidad que poseen los anticuerpos específicos para bloquear la infectividad del virus.

La OMS ha estipulado que se debe dar prioridad a las investigaciones sobre el tratamiento con plasma de personas que hayan superado la enfermedad (convalecientes). Dicho plasma se obtiene por donación de los convalecientes y posee anticuerpos específicos frente al virus.

¿Cómo ataca el Ébola a nuestras células?