Últimas noticias

CÓMO NO SE CONTAGIA EL ÉBOLA

 

El virus Ébola NO es muy infeccioso. El riesgo para los ciudadanos en España, en relación con el actual brote de enfermedad por el virus Ébola en África Occidental, es muy bajo.

El riesgo de contagio en lugares públicos (transporte público, aviones, hospitales, trenes, restaurantes, baños, etc.) es MUY BAJO o inexistente.

La coincidencia en lugares públicos con personas contagiadas por el virus Ébola es muy poco probable y sólo entrañaría riesgo si esas personas presentasen hemorragias, vómitos, etc. y se entrase en contacto directo con dichas secreciones.

En el caso de viajar en avión en el que viaje un infectado con síntomas, sólo se consideran contactos los pasajeros que han estado situados en los asientos más cercanos y, además, son considerados como de bajo riesgo.

¿Cómo NO se contagia el Ébola?

El Ébola no se contagia…

1Ni a través del agua ni tampoco del aire. El riesgo de contagio en lugares públicos (transporte público, aviones, hospitales, trenes, restaurantes, baños, etc.) es muy bajo o inexistente.

2Los pacientes asintomáticos no transmiten la infección. Hay más probabilidades de contagio cuanto más avanzada está la enfermedad. Coincidir en lugares públicos con contagiados sólo entraña riesgo si entrase en contacto directo con hemorragias, vómitos…

3El Ébola tampoco se contagia a través de los alimentos. Aunque el virus no se transmite por la comida, se aconseja no consumir carne cuya importación no está autorizada en la Unión Europea.

Las personas que se recuperan de la infección por el virus del Ébola no contagian la enfermedad. No obstante, es importante que los contagiados que se han recuperado tengan presente que se puede encontrar el virus en el semen durante las semanas siguientes a la recuperación del enfermo. La OMS recomienda no tener relaciones sexuales o hacerlo con protección durante los tres meses después de la curación.

El virus del Ébola no tiene capacidad de establecer infecciones crónicas en un enfermo. No se comporta como el VIH o Hepatitis C; una vez recuperado el paciente, no queda rastro del virus.